Escribir para vivir

Soy una viajera en la intimidad de las horas, emociones y encuentros…

 

Mi vida está ligada a una pasión profunda por los territorios literarios, entre las páginas de libros diversos, desde muy temprana edad, me encontré a mí misma y descubrí mi genuina vocación de escribana en un ministerio de introspección y de hallazgos en capítulos infinitos.

Respiro gratitud por cada libro que ha enriquecido mis amaneceres, por cada autor que me ha abrazado con su tinta compartiendo el rompecabezas de sus propios hallazgos y sueños, por cada instante de posibilidad de plasmar y plasmarme en el sincretismo de la vida- destinos incomprensibles pero vibrantes.

“Con la fe erosionada”, “La casa de los Cipreses”, “Rosario”, “Rosas sin cáliz”, “Desarraigada”, “Acordes de Espinas” y “Balam antsetik”; son pistas de este ministerio de amor inconmensurable que me mueve a creer que existe la sanación a través de las letras en el hallazgo más contundente que es el de la esencia espiritual de cada alma.

Por muchos años he servido como médica especialista en salud pública, mi labor ha sido prácticamente en comunidades rurales, indígenas, con mujeres vulneradas por enfermedades ligadas a la discriminación de género (como el VIH/SIDA), étnica, sociocultural, militancia, etc.

Mis letras están impregnadas de esas realidades con las cuales comulgo como mujer y misionera de la libertad de expresión y de la denuncia.

Siento una ardiente gratitud por mis adorados lectores, estoy en deuda con Dios y la vida por esta posibilidad de estar y ser a través de las letras.

Margarita Aguilar tintaynovela@hotmail.es

Mi Blog